Ordenan embargar $1.200 millones del gobierno venezolano a favor de Crystallex

La Corte del Distrito Sur de Nueva York falló a favor de la transnacional canadiense Crystallex International Corporation en la querella que sostiene con el gobierno venezolano, logrando que el tribunal aprobara el embargo de unos US$1202 millones de dólares que la República Bolivariana de Venezuela tiene depositados en la cuenta 304314 en el Banco Nueva York Mellow.

El juez de distrito, Colleen McMahon envió la autorización a la oficina de Alguaciles (USA Marshal) para ejecutar el mandato de la corte y de inmediato tomar posesión del capital y de bienes muebles que la República Bolivariana de Venezuela, y sus órganos o subdivisiones, incluyendo a los Ministerios de Defensa y Finanzas de Venezuela.

Dice el documento que la orden de embargo incluye fondos en Depósito en el Banco de Nueva York Mellon, Cuenta No. 304314 cuyo monto es de $ 1,202,000,000.00.

El dinero perteneciente al Estado venezolano estaba destinado a reparar unos buques del Ministerio de la Defensa y que serían pagados a la empresa Northrup Grumman Ship Sys., Inc.

Con esta decisión, el juez McMahon concluyó la querella interpuesta por Crystallex International Corporation contra el gobierno de Venezuela por la expropiación de sus bienes y activos en el territorio venezolano ordenado por el fallecido Hugo Chávez Frías.

Con la decisión el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos se otorga el derecho de recuperar los activos Crystallex International Corporation adeudados por la República Bolivariana de Venezuela, dice la orden final.

Señala la orden de ejecución que si no se encuentra suficiente propiedad de dicho deudor en el Distrito de Nueva York, Crystallex podrá embargar otros bienes inmuebles que pertenezcan a la República Bolivariana de Venezuela.

En este caso, Crystallex estuvo representada por el abogado Jason W. Myatt del despacho Gibson, Dunn & Crutcher LLP.

Myatt dijo en un documento entregado a la corte que Crystallex solicitó la reparación específica para embargar los bienes del Estado venezolano utilizados con fines comerciales en los Estados Unidos y en poder del Banco de Nueva York Mellon en este Distrito como medida final ante la conducta fraudulenta demostrada por la parte demandada en otros tribunales.

El 30 de junio de 2017, Crystallex había presentado una solicitud pidiendo la autorización del tribunal para emitir avisos de restricción dirigidos a activos comerciales venezolanos en posesión de Nomura Bank International plc y Nomura Securities, Inc. en los Estados Unidos.

El 5 de julio de 2017, Crystallex presentó una solicitud similar pidiendo la autorización a la corte para emitir avisos de restricción dirigidos a los activos comerciales venezolanos en posesión de Haitong International Securities (USA) Inc. y Haitong Securities USA LLC. Esta petición fue otorgada el 5 de julio de 2017.

La empresa demandante había expresado al juez su temor que el gobierno venezolano tomara medidas inmediatas para transferir o retirar por otras vías los fondos y bienes ubicados en Nueva York y, posiblemente, de los Estados Unidos por ello pidió realizar el procedimiento sin que la corte notificara al deudor previamente a la orden de embargo.

Dice el documento que los fondos embargados en el banco de Nueva York correspondían a una oferta de deuda venezolana y estaban designados para fines comerciales, es decir, el mantenimiento y la reparación de buques pertenecientes al Ministerio de la Defensa venezolanos. “Crystallex argumentó que eran Propiedad de Venezuela y actualmente en posesión de BNYM en Nueva York”, acota el abogado en la petición.

El Ciadi había dado un fallo arbitral por aproximadamente 1.400 millones de dólares a favor de Crystallex en abril de 2016, y desde esa fecha la empresa demandante no había podido ejecutar la medida motivado a varios recursos intentados por el gobierno de Venezuela en varios tribunales de los EEUU.

Crystallex presentó dos acciones en el Distrito de Delaware contra las subsidiarias propiedad total de Venezuela, denominadas Petróleos de Venezuela, SA y PDV Holding, Inc., alegando que Venezuela, a través de sus subsidiarias, transfirió fraudulentamente miles de millones de dólares en activos fuera de los Estados Unidos durante la pendencia de los procedimientos de arbitraje y confirmación del fallo a favor de Crystallex.

La Acción de Crystallex de 2015 alegaba que las subsidiarias indirectas del Estado venezolano PDV Holding Inc. y CITGO Holding Inc adquirieron una deuda de $ 2.8 mil millones sin contraprestación alguna o legítima de un objetivo comercial, sino más bien para transferir los activos y capital anteriormente colocados a nombre de Venezuela y que pagarán en forma de dividendos a la subsidiaria directa venezolana, Petróleos de Venezuela, SA fuera de los Estados Unidos.

Agrega que PDVH gravó el 100% de sus activos primarios (sus participaciones en CITGO Holding ), sin contraprestación, para respaldar los bonos de deudas emitidos por la petrolera además de un préstamo emitido a PDVSA.

Los abogados de Crystallex dijeron en su alegaciones al juez que creían que Venezuela podía transferir o retirar los fondos depositados en el banco de Nueva York, sujetos al embargo, si se enteraban de la decisión de ejecución por parte de Crystallex de manera anticipada.

Por esta razón pidieron que no los deudores no recibieran nota de aviso previo de la ejecución de la medida ordenada por el tribunal.

 

Fuente: DT /  Maibort Petit / @maibortpetit

Share this post