La Casa Blanca anuncia el fin de la era de la “paciencia estratégica”

La Casa Blanca anuncia el fin de la era de la “paciencia estratégica”

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster, afirmó este sábado que los tiempos de “paciencia estratégica” se han acabado y anunció que el presidente Donald Trump, dará a conocer próximamente una nueva estrategia destinada a aumentar la “influencia” exterior del país.

Pronto el presidente revelará los detalles de su nueva estrategia y puedo decirles que se centrará en proteger nuestro territorio, aumentar nuestra prosperidad, preservar la paz mediante la fuerza y, finalmente, aumentar la influencia estadounidense“, dijo McMaster.

El teniente general, que tomó la palabra en la quinta edición del Foro Anual Reagan sobre Seguridad, celebrado en Simi Valley (California), se mostró tajante al afirmar que “La era de la paciencia estratégica acabó“.

De acuerdo con el asesor, la intención del presidente Trump no es basar sus medidas de seguridad nacional en una “ideología rígida”, sino en la defensa de la “esencia de los intereses nacionales”.

Estas duras palabras contrastan con el discurso defendido habitualmente por el secretario del Departamento de Estado, Rex Tillerson, quien hasta la fecha ha abogado por encontrar soluciones diplomáticas a la creciente tensión existente entre Estados Unidos y países como Corea del Norte e Irán.

Precisamente esa postura conciliadora del responsable de la cartera de Exteriores le ha costado una serie de desencuentros con Trump, quien ayer tuvo que salir al paso de informaciones que apuntaban a la posible destitución de Tillerson.

Son noticias falsas“, aseguró el presidente.

Sin embargo, el hecho de que el asesor de seguridad haya acusado este sábado a los regímenes Corea del Norte y Irán de “violar la soberanía de sus vecinos” y de “exportar terror a otras naciones” dista mucho del conciliador discurso habitualmente empleado por Tillerson.

Al fin y al cabo, el cambio de estrategia al que se ha referido McMaster podría interpretarse como la decisión del mandatario de tomar un nuevo camino en política exterior que le distanciaría de forma definitiva del jefe de la diplomacia estadounidense.

 

 

Fuente: DLA / EFE

Share this post