Consumo y producción de acero en América Latina se redujeron en 2016

Las actividades siderúrgicas de producción, consumo y comercio en América Latina, durante 2016 cerraron en contracción, “reflejando un difícil año para esa industria”, reveló la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

En su informe más reciente, indicó que el consumo de acero laminado se redujo 8%, mientras que la producción de acero crudo y de laminado disminuyeron en 10% y 5%, respectivamente, frente al comportamiento de 2015.

No obstante, Alacero adelantó cifras preliminares que advierten un repunte del sector a inicios de 2017. “En enero la producción de acero crudo alcanzó 5,0 millones de toneladas (MT) en el mes, 12% más que en diciembre 2016 y 8% más que en enero de ese año. Y la producción de laminados cerró en 4,2 MT, 12% más que en diciembre 2016 y 3% más que en enero 2016”.

Indicadores a la baja

América Latina y el Caribe tuvieron una producción de 57,3 millones de toneladas de acero crudo en 2016, 10% por debajo de 2015, señaló la Asociación. Brasil es el principal productor con un 53% del total regional (30,2 MT), sin embargo presentó una contracción interanual de 9%.

“En el mismo año”, refirió el análisis, “la región produjo 50,6 MT de acero laminado, un volumen 5% inferior al alcanzado en 2015. Brasil es el principal productor con 20,9 MT, 41% del total latinoamericano y México fue segundo con 18,7 MT, representando un 37%”.

Durante 2016 la región registró un consumo de acero laminado de 61,9 MT, disminuyendo 8% con respecto a 2015, destacó Alacero. Los principales países que incrementaron su consumo, tanto en términos absolutos como porcentuales fueron, México (649 mil toneladas adicionales y creciendo 3%), Perú (196 mil toneladas más y con alza de 7%) y Bolivia, con 45 mil toneladas adicionales y creciendo 8%.

Contrariamente, apuntó, en Brasil el consumo de acero laminado se contrajo 3,1 MT, cayendo 14% con respecto a 2015. Mientras Venezuela, Argentina, Chile, Colombia y Ecuador registraron caídas del 68%, 20%, 8%, 5% y 9%.

La balanza comercial de la región se mantiene negativa.

Fuente: El Universal

Share this post